lunes, 21 de julio de 2014

El día que a todos nos llega

Como una carrera
en contra del tiempo
vivía la vida
las flores nacían y se marchitaban
y no las veía
las nubes pasaban, dejaban la lluvia
y no se mojaba
caían los rayos, rugían los truenos
como si vinieran de otro universo
todo era locura, frenética huida
de lo mas bonito, de lo mas sincero
la risa, el amor, la naturaleza.
Pero llegó el día que a todos nos llega
un minuto expandido se tornó infinito
sentado a la orilla del mañana incierto
se dijo con ganas de vivir la vida
de hoy en adelante seré diferente
aguzaré la vista, el tacto, el oído
olfatearé las flores antes que marchiten
sentiré el sabor de todos los néctares
de par en par las puertas de mis sentidos
dejaré por siempre abiertas sin miedo
ese miedo ruin que atrapó mi tiempo
quizás ya mañana cuando menos quiera
la muerte me llame y será muy tarde
para querer vivir lo que no he vivido

©Vicky Toledo

lunes, 14 de julio de 2014

Insomnio inútil



Ahora que, que no me duermo
las horas pasan calladamente
sin conciliar el sueño soñado
que transforma la noche en día,
hoy ni los pájaros de medianoche
han cantado, se han ido
será por el calor que sofoca hasta el aire
o por la lluvia que ha destruido sus nidos
no se que pasa esta noche
que yo no duermo y los pájaros no cantan.
La luna está tranquila, hermosa allá arriba
acariciando sueños y realidades.
Me fastidian las noches de insomnio inútil
si todo marcha bien, si la vida es bondadosa
¿porqué este inquietante desvelo?
Voy a amanecer con ojeras en el alma
no se verán bien con mi atuendo
ni podré maquillarlas con mágica química
porque el alma no se esconde
se descubre en los ojos
en la forma de mirar
en el pensamiento dinámico
de quien ama la vida.
Ay que sueño que no viene
que horas que se alejan
por el camino al río
y yo sigo atisbando por la ventana
esperando que al menos un pájaro
venga a hacerme compañía
y cante mi canción preferida
en esta espera nocturna de la vida

©Vicky Toledo

viernes, 11 de julio de 2014

Hálitos

La luna se disuelve
sobre nuestras sombras
convirtiéndolas en hálitos
mientras las mariposas murmuran
una canción de vuelo agudo
traspasada por flechas
de un elíxir delicioso.
Yo no sabía hasta entonces
que íbamos a ser
dos intoxicados
por la misma fruta
aquella que sirve para disolver la luna
y engendrar mariposas

©Vicky Toledo