jueves, 26 de septiembre de 2019

El mordisco de la luna

La luna mordió 
el sueño del hombre, 
el hombre adolorido la miró; 
la miró para siempre 
como si con el mordisco 
le hubiera arrancado 
el alma y el sueño. 
Se quedó el hombre buscando 
en las sombras, en los huecos 
en las protuberancias arrogantes 
que se alimentan de cada mirada, 
como un lobo enamorado. 
Herido en su sueño, sueña 
que un día 
de tanta contemplación 
despertará 
con las manos 
llenas de verdades 
que nunca quiso ver. 

©Vicky Toledo

No hay comentarios:

Publicar un comentario